El futuro de North Village es discutido por el Consejo Municipal de Amherst

Los miembros de la comunidad discutieron la vivienda con la administración de UMass y el Consejo Municipal

%28Parker+Peters%2FDaily+Collegian%29
Back to Article
Back to Article

El futuro de North Village es discutido por el Consejo Municipal de Amherst

(Parker Peters/Daily Collegian)

(Parker Peters/Daily Collegian)

(Parker Peters/Daily Collegian)

(Parker Peters/Daily Collegian)

By Cassandra McGrath, Rebecca Duke Wiesenberg, and Xenia Ariñez de la Vega

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






El Consejo Municipal de Amherst y la administración de UMass hablaron al futuro de North Village en una reunión el lunes.

El 27 de septiembre, la Universidad declaró el reemplazo del complejo de departamentos North Village, la cual provee vivienda a los estudiantes de posgrado y sus familias, será remplazado con nuevas viviendas para estudiantes de posgrado solamente.

El complejo fue construido en 1971 y en un correo electrónico a los residentes, UMass dijo que “los departamentos de North Village han su superado su proyección de vida de 20 a 25 años y se han deteriorado al punto de que la demolición y el reemplazo son las únicas opciones viables si queremos proveerles el nivel de vivienda que merecen”.

Se anunció que la construcción se completará el 2022, y que se daría prioridad a los habitantes actuales de North Village. “Estamos conscientes de la inconveniencia y disrupción que este proyecto causará a ustedes y sus familias, nos comprometemos a hacer todo lo que esté en nuestro poder que apoyarles durante esta transición. Nuestra facultad de vida residencial continuará trabajado con cada uno de ustedes y sus familias para ayudarlos a manejar esta transición”.

En respuesta a este anuncio, los miembros de la comunidad de North Village estallaron en discusión sobre la construcción, incluyendo una carta al editor publicada en el Massachusetts Daily Collegian.

Además, los habitantes de North Village publicaron una declaración de sus exigencias a UMass, las cuales incluyen que no haya discriminación en la relocalización de los habitantes, que se conduzca un foro, que haya más transparencia con los residentes, que los contratos de alquiler vuelvan a ser anuales, que se firme un contrato con GSS/GEO asegurando que la construcción será completada para el 2022, la construcción de un número igual de viviendas para estudiantes con familias y el aumento de fondos de la Oficina del Decano Estudiantil para que los actuales y nuevos estudiantes de posgrado puedan usarlo para pagar renta, mantener a sus familias y revocar el cierre del centro familiar.

En la reunión del Consejo Municipal, los administradores de UMass Shane Conklin, vice-canciller asociado de instalaciones y servicios en el campus, Tony Maroulis, director ejecutivo de relaciones externas y eventos de la Universidad, y Nancy Buffone, vice-canciller asociada de relaciones Universitarias discutieron los  planes de construcción, con especial atención a North Village.

“Entonces, reconocemos que esto es un gran cambio para nuestros estudiantes que viven en North Village y hemos estado trabajando para hacer lo posible para mitigar el impacto. Inmediatamente después el voto de los administradores el 6 de septiembre, los residentes fueron notificados de que el proyecto sería llevado a cabo y de que habría la necesidad de una relocalización que queríamos anunciar”, dijo Buffone. Agregó que los administradores se reunirán con cada uno de los residentes para comprender sus necesidades individuales.

Los administradores se reunieron con los residentes de North Village, donde respondieron preguntas durante dos horas.

Los administradores también se pusieron en contacto con los administradores de propiedades en North Amherst, específicamente con Brandywine y Presidential Aparments para encontrar sitios de relocalización cerca de la comunidad.

Los estudiantes relocalizados continuarán pagando los mismos costos que lo que pagaban en el complejo de North Village.

Después, el Consejo abrió el piso para preguntas, las cuales abordaron problemas como áreas de juego para los niños, el número de camas, normas de sustentabilidad y la fractura de la comunidad unida, la cual define North Village.

Un punto importante discutido llegó de las manos de Cathy Schoen, una consejera del Distrito 1. Schoen preguntó, “¿Aceptarán a otras familias con hijos y dónde los pondrán? ¿Hay un plan de reevaluación aquí? ¿Tenían una comunidad de estudiantes de posgrado y niños que estaban juntos, así que es posible que no se acepte un grupo? ¿Qué pasará en el periodo interino mientras construyen?”

En respuesta, Maroulis dijo, “En respecto a los estudiantes que serán relocalizado a viviendas temporales en Brandywine y Presidential, tendrán el derecho de volver al complejo y pagar la misma cantidad de renta que pagan ahora además de los incrementos mencionados anteriormente. Entonces, tenemos la intención de reunir a la comunidad”.

Después de que los Concejeros terminaran sus preguntas, la discusión se abrió a la comunidad.

John Hornik habló a nombre del Fideicomiso municipal de Vivienda Asequible de Amherst. “A corto plazo, los miembros estaban muy preocupados por el desplazamiento de familias en North Village y de las familias de estudiantes de posgrado de Lincoln Apartments”, dijo. “A largo plazo, nos preocupa que si el problema de viviendas económicas haya sido abordado adecuadamente. Los costos tanto de compra de hogares y renta de departamentos han estado incrementando rápidamente en Amherst”.

“Lo que podemos decir con confianza es que hay una gran diferencia entre las unidades residenciales dentro del campus y la matriculación de estudianntes”, continuó. “La matriculación de estudiantes ha aumentado mucho más rápido que la capacidad del campus de proveer habitaciones y eso contribuye al suministro insuficiente de viviendas en todo Amherst”.

“Que la Universidad haya matriculado cerca de 800 nuevos estudiantes sobre sus expectativas no ayuda,” dijo Hornik, completando sus opiniones sobre la necesidad de reuniones para discutir el plan de acomodar viviendas y poner en espera las nuevas matriculaciones en UMass hasta que el suministro de viviendas aumente.

Meg Gage, una representante de la Asociación de Barrio del Distrito 1, apoyó sus vecinos en North Village. “Quiero contar mi cuenta personal de lo especial que el barrio y la comunidad que North Village es. Me involucré con North Village por primera vez hace más de 30 años, cuando mis hijos atendieron Marks Meadow [el colegio]. El primer año, hubo 22 lenguas maternas habladas por esos niños”, dijo. “North Village es diverso en maneras muy distintas. Es una comunidad internacional formada de gente muy educada de cada uno de los continentes”.

Hubo más comentarios sobre cómo el Consejo Municipal puede hacer sentir seguros a los residentes de North Village, los problemas de asequibilidad de vivienda y como los estudiantes de posgrado y sus familias que se quedan todo año apoyan a la economía a y los programas locales.

Una niña que ha vivido en North Village habló también frente a la audiencia acerca de lo que ama de vivir en North Village y pidió a la universidad que no los demuela.

La Consejera Sarah Swartz pidió que la Universidad continúe proveyendo viviendas económicas en el futuro.

Como sentimiento final, Buffone dijo, “Gracias al Consejo Municipal y a nuestros estudiantes de posgrado y todos los que vinieron esta noche y esta tarde. De verdad vemos esto como una continuación a la conversación que tuvimos y esperamos con ansias muchas más conversaciones con todos ustedes”.

Jonas Schmidt, anteriormente un estudiante licenciatura de UMass y actualmente matriculado como estudiante de posgrado, es un residente de North Village. “Creo que se ha hecho progreso en cuando a la administración divulgando más información, porque en el pasado teníamos muy poca información. Eso es progreso, en cierto sentido”, dijo.

Continuó, “Hubo una reunión más temprano en el día en la que se discutieron más preocupaciones de los residentes actuales sobre el periodo interino. En gran parte, creo que están intentando atender a las necesidades de la gente y acomodar a la gente, lo que es alentador. Pero al mismo como que se niegan a hablar sobre cómo se verá el futuro de las viviendas a largo plazo, lo que también es una preocupación para nosotros. No solo porque en dos años algunos de nosotros seguiremos siendo residente, sino también para los futuros estudiantes y los estudiantes que se involucran en la comunidad”.

Cassandra McGrath puede ser contactada a través de [email protected]

Rebecca Duke Wiesenberg es la traductora de este artículo y puede ser contactada a través de [email protected]

Xenia Ariñez de la Vega es la editora de español y puede ser contactada a través de [email protected]