Momentos memorables de la alfombra roja de los Oscar

Recordando momentos icónicos de la alfombra roja de los Oscar

Courtesy+of+The+Academy%27s+official+Facebook+page

Courtesy of The Academy's official Facebook page

Además de los resultados de la ceremonia, los trajes de la alfombra roja suelen ser un punto de enfoque de los premios de la Academia. La moda en los Oscar siempre ha sido un tema de interés en los días previos a la ceremonia, cada año las estrellas de Hollywood brillan en la alfombra roja. Sin embargo, cada año hay quien rompe las normas del estilo tradicional de la alfombra roja. Estos atuendos se convierten parte de la historia de los Oscar por siempre, y a menudo provocan tanto interés o polémica como la misma ceremonia de premios.

Barbra Streisand, 1969:

Barbra Streisand en los 41o premios Oscar causó bastante revuelo. Streisand llevó un traje de bota ancha con un cuello blanco exagerado y una corbata negra de seda, diseñado por Arnold Scaasi. Pero mientras posaba con su premio, el conjunto reveló mucho más de que se esperaba. El atuendo se volvió transparente – el cuello peter-pan y el peinado y maquillaje de Streisand ya evocaban el estilo de los “swinging 60s” (los locos años 60); pero la tela del traje hizo que la imagen resultara aún más llamativa y polémica. Más tarde, en una entrevista, Streisand prometió que, si fuera a ganar otro Premio de la Academia, que de hecho ocurrió cuando recibió el premio de Mejor Canción Original en 1977, sería “más conservativa la próxima vez.”

Diane Keaton, 1978:

Inspirada por el estilo de su personaje- la protagonista de la película romántica de culto de Woody Allen, Annie Hall– además de por su propio vestuario cotidiano, Diane Keaton llegó a los 50o  premios Oscar en un traje. Diseñado por Ruth Morley, este traje cambió la manera en la que las mujeres podían presentarse en la alfombra roja. El atuendo continuó lo que el personaje de Keaton había empezado, una presentación del estilo moderno andrógino. Keaton llevó un traje completo, lo que cautivó a mujeres alrededor del mundo, ya el conjunto revolucionario rompió con la norma del vestido de gala tradicional y también ofreció a las estrellas de Hollywood, además de a las mujeres en todas partes, la oportunidad de adoptar una silueta más masculina para la temporada de premios.

Björk, 2001:

Durante los 73o  premios Oscar, la cantante islandesa se puso el icónico “vestido de cisne.” Diseñado por Marjan Pejoski, el vestido causó un revuelo en el evento de ese año, no solo por el vestido en sí, sino también por la manera en que Bjork lo presentó. Justo en la alfombra roja, la cantante se acostó en el suelo es imitó el proceso en el que un huevo se convierte en un hermoso cisne. El vestido, con su falda completamente hecha de plumas y un cuello de cisne (envuelto por el cuello de Bjork), es innegablemente una de las piezas más infames que ha aparecido en la alfombra roja de los premios.

Rita Moreno, 2018:

Mientras crecía la conciencia pública acerca del impacto del mundo de moda en el medio ambiente además de las nuevas tendencias de reciclar ropa, comprar en tiendas de segunda mano y ensamblar un #OOOTD (“old outfit of the day” en inglés; una nueva versión de un conjunto que ya ha llevado antes), Rita Moreno defendió la idea de la “moda lenta” al usar nuevamente el vestido de gala que había llevado a los premios Oscar de 1962. Moreno llevó el vestido, el cual diseñó ella misma en Filipinas, cuando aceptó el premio de Mejor Actriz Secundaria para su rol en West Side Story. Moreno modificó el vestido desde su primer uso hace 56 años con cambios al escote, y la incorporación de joyas llamativas, largos guantes negros y una diadema. El atuendo fue una vuelta genial a la historia de la estrella de cine e hizo que tanto Hollywood como el mundo de la moda se acordara del poder de reusar ropa que sigue siendo relevante durante la temporada de premios en vez de comprar un vestido nuevo para cada ceremonia. El traje de Moreno es testimonio de la atemporalidad de un buen look, que, aún si ya lo han llevado antes, nunca se pasará de moda.

Billy Porter, 2019:

En los premios Oscar el año pasado, Billy Porter fue la sensación en su vestido de gala hecho a la medida, que constó de un esmoquin en la parte de encima y la falda de un vestido formal en la parte de abajo. Christian Siriano diseño la asombrosa pieza de alta costura. Incorporó todos los componentes clásicos del vestuario de la alfombra roja, con la elegancia de una falda negra de terciopelo y la eterna sofisticación del esmoquin. Porter pudo combinar los dos estilos creando así lo que él consideró “arte político.” Esta combinación de ropa formal tradicionalmente masculina y femenina ilustró claramente que la alfombra roja puede ser para todos. Además, el atuendo presentó la noción de la fluidez de expresión de género, una moda que va creciendo, debido parcialmente a figuras como Porter que siguen desafiando las normas de moda con cada aparición en la alfombra roja. Es por esto que estaremos pendientes al actor durante esta temporada de premios.

Los trajes de la alfombra roja son un enfoque central de cualquier evento de premios, particularmente en los premios Oscar, el show más destacado de la temporada. Estos atuendos rompieron con las pautas tradicionales de la alfombra roja, con estilos inolvidables y estrellas que sobresalieron. Será interesante ver cuáles conjuntos irán a contracorriente, juntándose con estos momentos anteriores de estilo memorable en los premios Oscar.

Robyn Cowie puede ser contactada a través de [email protected].

Alice Troop es la traductora de español y puede ser contactada a través de [email protected].

Xenia Ariñez de La Vega es la editora de español y puede ser contactada a través de [email protected].