Evento de BDS atrae a oradores destacados, a pesar de críticas del Canciller

El evento sigue a uno con un propósito similar que ocurrió en mayo de 2018

%28Nina+Walat%2FDaily+Collegian%29
Back to Article
Back to Article

Evento de BDS atrae a oradores destacados, a pesar de críticas del Canciller

(Nina Walat/Daily Collegian)

(Nina Walat/Daily Collegian)

(Nina Walat/Daily Collegian)

(Nina Walat/Daily Collegian)

By Will Katcher, Alice Troop, and Xenia Ariñez de La Vega

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






El Media Education Foundation y el Instituto de Estudios de Resistencia en la Universidad de Massachusetts co-organizaron un evento titulado “La criminalización del disentimiento: El ataque contra BDS y el discurso pro-palestino” (“Criminalizing Dissent: The Attack on BDS and Pro-Palestinian Speech”) el martes en la Universidad de Massachusetts.

El evento, el cual fue sumamente anticipado, fue el segundo de este estilo que ha tomado lugar en la universidad en los meses recientes. Atrajo a un reparto de oradores destacados al Fine Arts Center para discutir el movimiento de “Boicot, Diversión y Sanciones” que pretende presionar políticamente al gobierno de Israel para que acabe con su rol en Palestina.

Dirigido por la activista Linda Sarsour, el panel incluyó a los activistasTim Wise y Shaun King, el profesor de Harvard University Cornel West, la fundadora de Palestine Legal, Dima Khalidi, y el primer miembro y fundador de BDS, Omar Barghouti, quien participó a través de una llamada de Skype. La habilidad de Barghouti de viajar a los Estados Unidos fue negada la primavera pasada.

Durante el evento, el cual duró más que tres horas, cada orador dio un discurso de alrededor de 20 minutos, antes de que Sarsour mediara una ronda breve de preguntas.

Aunque el grupo mantuvo generalmente un punto de vista pro-Palestina, también expresaron una variedad amplia de opiniones acerca del conflicto israelí-palestino, el movimiento BDS y el activismo en sí.

El broche de oro fue West, quien ofreció un discurso de 15 minutos, reminiscente a un sermón, en el que abarcó varios temas conectados con el activismo en general, el conflicto israelí-palestino, y varias luchas por la paz y la igualdad.

West cubrió varios temas, haciendo su punto y uniendo sus temas audazmente, y con una voz que llegaba hasta las últimas filas de la sala de conciertos del FAC.

Abrió con una crítica directa del rector de UMass, Kumble Subbaswamy, cuya condenación del evento el 21 de octubre dio a los organizadores y oradores mucho que criticar.  Muchos de los oradores hicieron críticas similares en sus discursos. West vinculó varios ejemplos de luchas por los derechos humanos de todo el mundo- diciendo “no me importa si son Palestinos, que estén en Kashmir… no me importa si son gente blanca en Appalachia.”

También intentó contextualizar la complejidad del conflicto israelí-palestino. Según West, una de las dificultades de esta situación es que los judíos, después de haber sido “odiados, despreciados, infravalorados, tiranizados, y atacados por dos mil años con una mentalidad de ser el indefenso,” ahora se encuentran en una posición de poder. Pero Israel ha perdido de vista su estatus como el indefenso con respecto a sus relaciones con los palestinos, “que son tan valiosos como sus los hermanos y hermanas judíos.”

Al final del discurso, West dijo que el movimiento de BDS no se trata de identitat. Aclaró que BDS se enfoca sobre todo en la ocupación israelí de los palestinos, y afirmó que, si la realidad de la ocupación fuera inversa, existiría un movimiento en masa parecido al de BDS en el que West se involucraría.

Para comenzar el evento, habló el coorganizador Sut Jhally, un profesor en UMass y presidente de la facultad de comunicaciones, y la cabeza de la Media Education Foundation. Arremetió contra los comentarios de Subbaswamy, principalmente su caracterización de la fundación como un grupo externo “siniestro.”

“Solamente llevo 35 años aquí en UMass,” comentó Jhally con ironía.

En su discurso, Subbaswamy criticó particularmente que el grupo de panelistas se sentía unilateral. Resaltó también que el evento pintaba un “retrato reduccionista y deshumanizante de Israel.”

El desacuerdo acerca de BDS surge en gran parte del foco del movimiento. Los críticos dicen que el movimiento retrata el conflicto israelí-palestino como algo unilateral. Asimismo, el desacuerdo también se centra en por qué Israel, un país que ofrece derechos completos a ciudadanos no-judíos y que tiene miembros del gobierno árabes, recibe desaprobación tfuerte de la comunidad internacional, dado que en otros países de la misma región también existen problemas significativos con respecto a los abusos de derechos humanos.

El discurso de Jhally fue seguido por comentarios de Stellan Vinthagen, coorganizador del evento y el encargado del Instituto de Estudios de Resistencia en UMass, además de un mensaje de video de Roger Waters, líder de la banda Pink Floyd, quien apareció en el panel de un evento parecido en UMass el mayo pasado.

“Cuando me levanto por la mañana y respiro, soy controversial,” dijo Sarsour en su declaración inicial. Fue presentada como la fundadora del Women’s March, una organización de la que se marchó por alegatos de antisemitismo.

Sarsour describió su activismo además de mencionar su apoyo por el candidato presidencial y senador de Vermont, Sen. Bernie Sanders, enfatizando la creencia de Sanders de que la lucha por los derechos palestinos está fundamentalmente vinculada a la lucha contra el antisemitismo.

“Algún día, tendremos un presidente nuevo, que será el primer presidente judío-americano de este país,” dijo Sarsour para concluir su discurso.

Poco después, Barghouti, cuya imagen fue proyectada en una pantalla de video, habló desde Gaza. Dijo que su organización estaba “fuertemente influida por el movimiento anti-apartheid en Sudáfrica, y el movimiento por los derechos civiles en los Estados Unidos.”

Después de que Barghouti concluyó, Tim Wise se subió al podio como el primer orador del panel en persona. Recurrió a su experiencia como un hombre judío de Nashville, y se refirió a varios instantes específicos de discriminación con los que se ha enfrentado, debido a su desacuerdo vocal con la calificación de BDS como antisemita.

“Sugerir que este movimiento es antisemita… cuando hay personas que de verdad nos odian y que nos cazarían es una grosería,” aclaró Wise.

Destacó la idea de que es aceptable para los judíos cuestionar su comunidad en general cuando se discute Israel y sus políticas. La diversidad de pensamientos tiene un rol clave en la historia del judaísmo, notó Wise, antes de citar el Talmud- una colección de escrituras sobre la ley judía- y la variedad de opiniones de rabinos incluidas en ella.

El tiempo asignado a King, quien siguió el de Wise, se centró en el activismo y las lecciones que ha aprendido a través de su carrera en esa rama. Acentuó cuatro ideas centrales del activismo, y apenas mencionó Israel, Palestina o BDS.

“Se necesita ser motivado, organizado, con planes complejos, y tenemos que encontrar maneras de financiarlos,” dijo King.

En lugar de hablar específicamente de BDS o de Israel, King propuso consejos a los estudiantes presentes con respecto a cómo pueden motivar cambio eficazmente. “Tener razón nunca es suficiente, estar animado nunca es suficiente,” dijo King. Citó a Beto O’Rourke, Stacey Abrams y Andrew Gillium- candidatos en las votaciones a mitad de la legislatura de 2018- como ejemplos de políticos progresivos que perdieron a pesar de sus seguidores vocales.

Se produjo un momento notable en el discurso de King cuando criticó el activismo que se basa solamente online.

“Los tuits no son votos. Los emojis enojados tampoco son votos. El post de Instagram que compartes con las mejores intenciones no produce votos.”

El evento transcurrió casi sin ninguna interrupción. Un grupo fue sacado del auditorio cerca del final del evento, cuyos llamados sobre “América Primero” y “Antifa” fueron ahogados por los fuertes cánticos de la audiencia.

A medida que la audiencia salía del auditorio, Vinthagen comentó que el evento fue “sensacional” y que le dio ánimo “ver a tantos académicos dando su apoyo” a la causa.

En una docena de entrevistas, asistentes expresaron perspectivas generalmente pro-palestinas. Para responder a la pregunta de quién más esperaban ver en el evento, casi cada asistente se refirió a West y a Sarsour.

“Esperaría que se oyera un poco sobre lo que está pasando con los palestinos, y creo que esa es la escencia del problema que se ha desarrollado,” dijo Jake Edmunds, de 73 años de edad y residente de Amherst.

“Vine porque creo que es importante escuchar los dos lados del asunto,” dijo Edmunds. “Es una historia enorme, ha existido por mucho tiempo y no me parece que está yendo en una dirección positiva.”

Will Katcher puede ser contactado a través de [email protected]

Alice Troop es la traductora de español y puede ser contactada a través de [email protected].

Xenia Ariñez de La Vega es la editora de español y puede ser contactada a través de [email protected]