Sátira: Es hora que UMass se deshaga de algunos estudiantes

No todos somos ganadores

%28Courtesy+of+UMass+Dining+official+Facebook+page%29

(Courtesy of UMass Dining official Facebook page)

De Asha Baron, Asistente Op/Ed Editor

Octubre 20, 2022

Nota del Editor: El siguiente artículo es satírico. Se hizo con fines cómicos. Todas las entrevistas e individuos son ficticios.

Ya ha pasado aproximadamente un mes y medio en el semestre en la Universidad de Massachusetts Amherst, y muchos estudiantes se han establecido en el campus. Muchos estudiantes también se han establecido fuera del campus. Tantos estudiantes. Muchos estudiantes.

 

Para los estudiantes que regresan, una cosa está clara: hay demasiada gente en el campus. En cualquier lugar donde vamos hay multitud de estudiantes. Filas largas en la biblioteca, auditorías con exceso de estudiantes y filas de “grab-and-go” cruzando todo el suelo universitario. Hay dormitorios convirtiéndose en triples, cuádruples, quíntuples y demás – y eso solo es el principio. Los de primer año ya son pesados ¿Quién decidió que necesitábamos más de ellos?

 

Esta sobrecarga de estudiantes está pegando a los comedores especialmente duro.

Los comedores están luchando en mantenerse con los enormes apetitos de miles de estudiantes universitarios. El comedor Hampshire ha empezado a echar agua a sus condimentos para que duren más tiempo.

 

En el comedor Worcester, los empleados están poniendo los sobres de los platos usados en los platillos que están sirviendo. El comedor Franklin está haciendo lo que usualmente hace: haciendo comida semicruda y sirviendo solo maíz a los vegetarianos y veganos. Y no sabemos qué está haciendo el comedor Berkshire, pero asumimos que es algo malo porque muchos estudiantes rechazan pisar el comedor.

Los comedores hasta están recurriendo a monitorear lo que come la gente. Los empleados de Worcester han empezado a quitar la comida de los platos de la gente si han considerado que tienen mucho. También están pretendiendo servir comida en los platos de los estudiantes en un esfuerzo para ahorrar con la poca comida que tienen.

“Le di mi plato al trabajador y pedí tofu, pero solo simuló poner comida en mi plato,” explicó Berg Shire. “El plato estaba vacío cuando se lo di así que no sé cómo pensó que no lo iba notar.”

 

La línea final es esto: unos estudiantes deben irse. Seamos honestos, no todos somos ganadores. UMass fácilmente puede solventar librarse de unos estudiantes. Estoy seguro de que todos podemos pensar en estudiantes que preferimos que los sacaran del campus – Yo puedo pensar en al menos 20.

Worcester ha empezado a prepararse para el inminente apocalipsis. Los trabajadores del comedor se han librado de todos los cubiertos excepto de los cuchillos. Parece que se están preparando para que los estudiantes se peleen a muerte por mesas y comida.

 

Hablé con Franky Lynn, un estudiante de segundo año, para averiguar cómo los estudiantes están preparándose para la batalla.

“He empezado a traer mis propios cuchillos a los comedores. Siempre tengo uno conmigo por si caso.” Lynn explicó. Dejé a Lynn cuando estaba preparándose para entrar a Worcester. Ella sacó una lanza de justa, amarró en ella misma lo que parecía ser un escudo hecho en casa, y pintó rayas en su cara y caminó hacia el comedor.

 

Worcester no es el único comedor en arreglar el problema de tener muchos estudiantes. Franklin ha puesto un sistema de sillas musicales para decidir quién puede sentarse y quién tiene que irse. Cada 30 minutos, los comensales deben pararse y caminar alrededor del comedor, y cuando la música para, surge el caos cuando todos corren a las sillas. Si no alcanzaste una silla, tienes que irte. El sistema está funcionando perfectamente por ahora, con solo una excepción notable de que muchos de los empleados han sido despedidos porque no podían encontrar sillas.

Cada comedor debe esforzarse. Si nosotros queremos una oportunidad de tener comida, debemos volver a los días de supervivencia del más fuerte. Mientras tanto, esperemos que haya una tormenta que se deshaga de los primeros años y de los ‘Isen-bros.’

 

Asha Baron puede ser contactado a través de su correo electrónico [email protected] y seguido en Twitter @ashajbaron.

Kristen Matul Toc en su correo [email protected]

samuel suárez murias en su correo [email protected]